Daddy Yankee hizo bailar a los estudiantesdel CAV

Con la música de Daddy Yankee, los estudiantes del Liceo Bicentenario de Excelencia Colegio Antonio Varas (CAV) festejaron los 40 años de historia de su institución educativa. El patio del establecimiento se convirtió en el escenario para la presentación de Óscar Flores Araya, quien a sus 24 años de edad se ha convertido en el mejor imitador del artista puertorriqueño en nuestro país.
Éxitos como “Gasolina”; “Con Calma”; y “Lo que pasó pasó”, hicieron cantar y bailar a estudiantes y profesores en una gran fiesta de celebración, que se realizó en la tarde del 18 de mayo.
El sostenedor del Colegio, Enrique Silva, entregó un galvano de reconocimiento al doble oficial de Daddy Yankee, por su participación en los festejos.
Óscar Flores, quien desde hace 13 años realiza el tributo a Daddy Yankee, antes de subir al escenario comentó cómo fueron sus inicios en el ámbito artístico: “Partí en mi juventud, una vez que se instaló el reggaeton en Chile (…) Hoy me dedico ciento por ciento a esta actividad y puedo decir que, aunque no ha sido fácil, vivo de mi espectáculo, ya que es mi trabajo”.
“Cuando el reggaeton llegó al país, me llamó la atención ese tipo de música, pero también la ropa, joyas y estilo de quienes eran sus referentes. Por lo tanto, empecé a imitar cantando (…) De a poco, mi voz se fue pareciendo, lo mismo que mi aspecto físico”, agregó. En el 2011, con su participación en el programa “Mi nombre es”, Óscar Flores comenzó su incursión en la televisión.  “En ese instante, cuando era niño no tuve un resultado tan positivo; luego, en el año 2020, me llamaron del programa de Chilevisión “Yo soy”, y me presenté en la temporada, alcanzando el tercer lugar”. 
En el 2021, participó en “Yo Soy All Stars” y, actualmente, está en dos canales de televisión en forma paralela: “El Retador”, de Mega, y en “Starstruck,  del 13. “Se agradece que estemos a la par en dos canales y que te sigan llamando muy interesados por nuestro trabajo”, apuntó.
“Nuestro show se compone de buena música, energía, animación, creando un contexto de fiesta en el lugar donde nos presentamos, que puede ser desde una fiesta privada como un cumpleaños o un matrimonio, hasta recintos públicos como una discoteque. Tratamos de llevar un show tipo réplica, lo más profesional posible, recreando al artista real”, indicó Óscar Flores.
“Es una gran responsabilidad imitar a un artista como Daddy Yankee, de un espectro tan amplio. De hecho, por nuestro show se interesan niños de 5 años de edad, en un cumpleaños, hasta personas de 70 años, a quienes les hemos cantado. El peso que tiene el artista hace que uno lo tome con el mayor profesionalismo y seriedad posible, para presentarlo como la gente lo quiere ver”, concluyó.